Colima:
 312 161 4748
Manzanillo: 314 3332404
Cd. Guzmán: 341 412 6649 / 412 5299

 


Labio y Paladar Hendido:

¿Quiénes son candidatos para una cirugía de labio y/o paladar hendido?.

Va enfocada en reconstruir el labio y paladar fisurado o hendido cuando éste se encuentra afectado en aquellos niños (as) que nacieron con este defecto en el desarrollo embrionario.

¿Qué necesita saber sobre el labio y paladar hendido?

Existen diferentes grados de afectación, y en cada uno se emplea una técnica diferente. El tratamiento de estos niños (as), se realiza conjuntamente con el ortodoncista, el pediatra, el foniatra y el genetista.

Para planear la intervención.

El proceso de reconstrucción lleva de 3-4 cirugías en el transcurso de la niñez y la adolescencia; esto en los casos de afectación completa. La primera cirugía se lleva a cabo entre los 3 a 6 meses de edad, una vez que el niño (a) alcance una madurez pulmonar y nutricional adecuada y se haya realizado la ortopedia pre quirúrgica por el ortodoncista. Lo anterior con el fin de evitar complicaciones y obtener un mejor resultado estético y funcional.

La intervención paso a paso.

Depende del grado de severidad pero en general las podemos citar de la siguiente manera:

  1. Primer cirugía 3-6 meses: queioloplastía (cierre del labio) con reparación de la deformidad nasal.
  2. Segunda cirugía 8-18 meses: palatoplastía (cierre del paladar).
  3. Tercera cirugía 9-11 años: injerto óseo alveolar (en caso necesario).
  4. Cuarta cirugía 15-16 años: rinoplastia estético-funcional.

La recuperación.

Cada una de las cirugías requiere un proceso de recuperación de 2 a 3 semanas, y los cuidados de los padres de acuerdo a las indicaciones dadas por el cirujano, quien lo estará citando frecuentemente para valorar su evolución.

Su nuevo aspecto.

Desde la primera cirugía el aspecto del paciente cambiará y mejorará tanto desde el punto de vista estético como del funcional. Deberán seguir las recomendaciones del cirujano para mejorar la calidad de las cicatrices y alcanzar el mejor resultado posible, para que en un futuro el paciente no sea señalado y pueda llevar una vida normal, integrado al 100% a la sociedad.