Colima:
 312 161 4748
Manzanillo: 314 3332404
Cd. Guzmán: 341 412 6649 / 412 5299

 


Cirugía Dermatológica

¿Qué es la cirugía dermatológica?

La cirugía dermatológica consiste en la extirpación de lesiones cutáneas (benignas y malignas) y la posterior reconstrucción del defecto resultante mediante la aplicación de técnicas quirúrgicas específicas de la cirugía dermatológica.

¿Cuándo se realiza?

Se realiza según la indicación del Dermatólogo con fines diagnósticos o curativos. Múltiples son las lesiones de la piel que requieren extirpación quirúrgica por razón estética o terapéutica. Las lesiones benignas más frecuentes que requieren extirpación son los nevos melanocíticos (lunares), fibromas blandos (verrugas de cuello, ingles y axilas), quistes epidermoides (quistes grasos), lipomas (bolas de grasa), etc. Los carcinomas cutáneos precisan de la extirpación con márgenes adecuados para evitar la recidiva y controlar la enfermedad.

La biopsia de piel, es aquella que se realiza para confirmar o descartar una patología cutánea, y para valorar la respuesta al tratamiento. Esta es una herramienta sencilla utilizada por el dermatólogo que consiste en extirpar un fragmento pequeño de la piel afectada para analizarla microscópicamente. El dermatólogo decide cuando y donde realizar una biopsia tomando en consideración el tamaño, localización, y profundidad del proceso patológico logrando el mejor resultado cosmético posible.

¿Cómo se realiza?

El tratamiento es individualizado y depende del tipo, tamaño, localización y condiciones generales del paciente. En general, se puede realizar bajo anestesia local. Hay varias técnicas: la extirpación al ras de la lesión (técnica de shaving o afeitado), biopsia incisional (fragmento de la piel afectada) o la exéresis completa (incluyendo una pequeña parte de piel sana para evitar que la lesión vuelva a salir) y cierre de la piel con puntos de sutura.

Es importante que todas las lesiones extirpadas sean evaluadas previamente por un experto en enfermedades de la piel (dermatólogo), ya que hay lesiones malignas que simulan lesiones benignas a nivel cutáneo y viceversa.